AFP
08/19/2021 , 12:21 pm

Se concentran peregrinos chiitas para el Ashura en Irak sin mascarillas


Túnicas negras y lágrimas para conmemorar el martirio del imán Hussein y muy pocas mascarillas en el horizonte. En Kerbala (centro de Irak), los peregrinos chiitas del Ashura no hacen caso a las medidas contra covid-19: “nuestra fe nos protege”, afirma Dholam, un fiel musulmán.

Mucho más numerosas que el año pasado, unos seis millones de personas peregrinaron este jueves, de acuerdo a estimaciones de funcionarios locales. Provenientes de todo Irak, país predominantemente chiita, pero también muchos de Irán y Pakistán.

Esta fiesta, fundadora del islam chiita, conmemora al imán Hussein, nieto de Mahoma, asesinado en el desierto de Kerbala en el año 680, por las tropas del califa de los omeyas, Yazid.

De ahí que ni las altas temperaturas que llegan a los 45 ºC, ni los riesgos de contagio hayan disuadido a Dholam de realizar el viaje desde Kut (sur de Irak), hasta Kerbala.

Este jueves, los peregrinos se congregaron alrededor del mausoleo del imán Hussein, donde muchos se golpeaban el pecho o recitaban poemas y oraciones al ritmo de los tambores.

Pero la mayoría no se preocupa por la pandemia, como Mohamed, proveniente de Basora, en el extremo sur de Irak, quien asegura que “su fe en Dios es grande”.

En India, la inmensa peregrinación hindú Kumbh Mela que agolpó a millones de personas a principios de año fue considerada en parte responsable de la explosión de contagios por Coronavirus.