Foto: AFP

AFP
01/13/2021 , 5:42 pm

Ter Stegen impulsa al Barcelona a la final de la Supercopa

El Barcelona se metió este miércoles en la final de la Supercopa de España al imponerse en los penales 3-2 (1-1) a la Real Sociedad en la primera semifinal del trofeo en Córdoba.

El meta Marc André Ter Stegen fue el héroe del encuentro al parar dos de los cinco penales de la Real de la tanda decisiva, a la que se llegó después que Frenkie de Jong abriera el marcador de cabeza para el Barcelona (39) y que Mikel Oyarzabal igualara, también desde los once metros (51) tras una mano del propio holandés en su área.

El portero alemán compartió protagonismo con el joven Riqui Puig que marcó el tanto definitivo cuando los dos equipos iban igualados en la tanda de penales 2-2.

El equipo azulgrana esperará ahora a su rival del domingo, que saldrá de la semifinal que disputarán el jueves el Athletic de Bilbao y el Real Madrid, vigente campeón de la Supercopa.

El Barça logró llevarse el encuentro pese a no poder contar con su capitán Lionel Messi, que ‘sufrió’ el encuentro desde la grada por unas molestias.

Las alarmas habían saltado por la mañana cuando no participó en un último entrenamiento y se confirmaron cuando no se vistió de corto, aunque el astro argentino podría intentar estar el domingo en la final.

– Presión realista –

El Barça se impuso apoyado en la gran actuación de guardameta, tras un partido en el que por momento sufrió la intensidad de una Real Sociedad, que empezó el encuentro presionando fuerte.

Con un férreo marcaje a Sergio Busquets y al joven Pedri, al Barça le costaba circular.

El Barça sufrió durante la primera media hora, ahogado por la intensidad de los donostiarras, que a punto estuvieron de adelantarse en una internada de Isak que perdió el mano a mano con el portero Marc André Ter Stegen (17).

Poco a poco el Barça se sacudió la presión de la Real Sociedad, tocando y basculando de un lado a otro hasta que encontró la falla.

Braitwhaite, que ocupó la plaza de Messi, filtró un balón a Griezmann que centró desde la izquierda para que De Jong pusiera el 1-0 de cabeza (39).

Tras el descanso, la Real Sociedad salió con la intensidad inicial, presionando prácticamente hombre a hombre, atosigando a los azulgranas.

El equipo vasco llegaba hasta que un centro desde la izquierda dio en el brazo de Frenkie de Jong, provocando un penal que transformó Oyarzabal (51).

El tanto animó a la Real Sociedad que siguió apretando hasta que el paso de los minutos empezó a pasarle factura a los donostiarras, que tardaban más en llegar a los balones.

El Barça volvió a dominar, pero sería incapaz de perforar de nuevo la portería de Remiro, llevando al partido a la prórroga.

– Porteros protagonistas –

En el tiempo añadido, el duelo se convirtió en una intercambio de golpe con protagonismos de los dos porteros bajo los palos, especialmente del azulgrana que sacó una mano salvadora a un gran saque de falta de Adnan Januzaj (117).

Con los dos equipos incapaces de perforar la portería contraria, el partido se fue a la tanda de penales donde Ter Stegen se tomó la revancha sobre Oyarzabal.

El meta alemán paró el penal lanzado por el capitán de la Real Sociedad, así como el de Jon Bautista mientras que Willian José estrelló el balón en el palo y marcaron Mikel Merino y Januzaj.

El Barça tuvo más puntería desde los once metros con goles de Ousmane Dembélé, Pjanic y Riqui Puig, que marcó el tanto definitivo, mientras Frenkie de Jong tiró al palo y Griezmann la envió alta.

Con el billete a la final en el bolsillo, el Barcelona se arma un poco más de moral y puede dejar atrás sus malos recuerdos del pasado año cuando cayó en la semifinal del torneo ante el Atlético de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *