Analizan 80 entierros humanos prehispánicos descubiertos en Atlixco

12 enero, 2021 2:07 pm



Atlixco, Pue.- En los salones y espacios del antiguo Hospital de San Juan de Dios, uno de los más antiguos del país, arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) analizan los restos óseos de 80 individuos que habitaron ese territorio poblano en tiempos prehispánicos.

Con apoyo de tesistas de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), los investigadores de la institución continúan el estudio de este conjunto de restos humanos, el más grande localizado, arqueológicamente, en Atlixco.

Hasta el momento, se ha llegado a determinar que si bien existen evidencias de 80 individuos, con el desgaste causado por las condiciones naturales “el número de cuerpos completos o en posición primaria, se reduce aproximadamente a la mitad”, señala Medina Jaen.

El investigador de la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH, Miguel Medina Jaen, detalla que este osario fue localizado en campo entre finales de 2018 e inicios de 2019.

Hasta ahora no se ha encontrado evidencia de sacrificio ritual, aunque los especialistas sí han reconocido deformaciones craneales en casi todos los individuos; patologías como caries o problemas óseos; así como dos casos particulares, cuyos canales auditivos estaban cerrados, “rasgo común en nadadores o buceadores”.

Por su parte, la arqueóloga Adriana Sáenz Serdio añade que la mayoría de los individuos eran adultos, de entre 20 y 50 años de edad al momento de su muerte natural, dato que coincide con la esperanza de vida en la época prehispánica; además de que casi la mitad de los restos en el osario pertenecen a mujeres y que no hay presencia de infantes. Esto último resalta el hecho de que los niños, quizá, eran inhumados en otra sección de la población antigua, o recibían tratamientos mortuorios distintos a los de los adultos.

Cabe detallar que el cabildo de Atlixco, indica el arqueólogo Miguel Medina Jaen, aprobó recientemente la adquisición de un área equivalente a dos mil 200 metros cuadrados, aquella donde se localizó el osario y que aloja igualmente el centro ceremonial del Atlixco prehispánico.

Te puede interesar:

Llega a Puebla Manuel Virrarruel como nuevo delegado del INAH

Relacionados

Back to top button