¿Cómo puede la industria textil ser más sustentable?

27 julio, 2021 8:00 am

En los últimos tiempos la sostenibilidad se ha vuelto uno de los principales objetivos a alcanzar en la industria textil y de la moda, la cual tiene un largo camino por recorrer para poder reducir considerablemente su impacto en el medio ambiente.

Por supuesto, las problemáticas dentro de la industria no recaen en una sola compañía, marca o persona, por lo que cada parte debe hacer lo posible para contribuir en el camino hacia la sustentabilidad.

Como empresas textiles hay mucho que podemos hacer por la causa, desde el diseño de nuestros productos hasta la producción de estos mismos.

Optimizar el uso de recursos, diseñar empaques reciclables, ofrecer productos de calidad, que no se destiñan o rompan con facilidad, hacer uso de procedimientos que reduzcan el consumo de agua y energía, o en su defecto encontrar una manera de reutilizarlos para otros procesos, son algunas de las soluciones que podemos poner en práctica desde ya.

¿Cómo ser una empresa más responsable?

Priorizar el uso de materias primas orgánicas

Minimizar el uso de productos químicos nocivos durante la producción

Administrar el uso de agua

Limitar las emisiones de CO2

Garantizar los derechos humanos de nuestros empleados Para lograr esta meta debemos tener en cuenta los tres elementos claves para ser una empresa más responsable:

El cuidado del medio ambiente: Preservar y mejorar la salud del planeta

El bienestar social: Garantizar los derechos laborales de los trabajadores

El crecimiento económico: Promover una economía circular

Asimismo, los consumidores también tienen un papel importante que cumplir. Es su deber informarse sobre las marcas y productos que eligen comprar, exigir transparencia a las empresas, tomar decisiones de compra inteligentes en cuanto a todos los productos y servicios que consumen, no solo en textiles, y sobre todo apoyar cualquier iniciativa sustentable que esté a su alcance.

¿Cómo ser un consumidor más responsable?

Consumir prendas hechas con fibras naturales o semi sintéticas, cuya producción no requiere de ningún químico

Optar por prendas cuya producción no utilice mucha agua como: lino o fibras recicladas

Comprar lo mínimo indispensable: calidad sobre cantidad

Consumir marcas de ropa y telas sostenibles

De ser posible consumir ropa de segunda mano o reciclada  No tirar ropa en buen estado, de ya no usarla donarla a la caridad La industria textil y de la moda debe apostar por seguir innovando en aras de encontrar alternativas ecológicas y funcionalmente aceptables en cuanto a procesos y materiales que se utilicen durante la producción de nuestros productos.

Esto, aunado con nuevos enfoques como el eco-fashion, slow fashion y el green fashion, nos ayudarán a poco a poco alcanzar nuestro objetivo.

Creer que el cambio es posible forma parte de la solución, y para ello las empresas junto con el gobierno y los clientes debemos hacer nuestro mayor esfuerzo para afrontar los desafíos sociales y ambientales a los que nos enfrentamos actualmente.



Relacionados

Back to top button