Atiende CONDUSEF más de 4 mil controversias presentadas en Puebla (Foto: Francisco Guasco/Agencia Enfoque)

Tribuna Noticias
04/25/2021 , 10:59 am

Conoce los riesgos de negar tus datos biométricos al banco

Redacción.- Si un cuentahabiente niega sus datos biométricos a su banco formalmente (a través de una solicitud), dicha institución no se hará responsable si roban su identidad para realizar operaciones financieras, y si se registra un cobro no reconocido, el cliente lo tendrá que pagar: en otras palabras, el banco se deslindará de cualquier riesgo financiero del usuario.

Leer también: Cae bebé en el pozo de su casa y muere en Durango

Cuando quiera hacer una aclaración, firmará una responsiva donde acepta asumir los riesgos y montos de las reclamaciones que no reconoce con su tarjeta”, detalla la abogada especializada en temas de ciberseguridad Ivonne Muñoz Torres en entrevista para el diario El Economista.

Desde hace un par de años los bancos han solicitado los datos biométricos –huella, voz, rostro o iris– de los clientes que utilizan sus servicios en sus dispositivos móviles, pero desde el 31 de marzo de este año la medida se convirtió en un requisito para cualquier persona que esté adscrita en su sistema o que quiera abrir una cuenta de débito o crédito.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) estableció esta medida en 2019 con la intención de  aumentar la seguridad del sistema bancario mexicano y frenar el robo de identidad.

Leer también: En estado de descomposición encuentran cadáver a orillas del Arco Norte

A nivel mundial, México es uno de los países en los que más se roba la identidad de las personas para efectuar compras, cargos no reconocidos e incluso solicitar créditos bancarios: en el mundo es la octava nación con mayor incidencia, y  la segunda en Latinoamérica, según datos del Banco de México (Banxico).

No obstante, aún con la aparentemente buena intención, organizaciones como la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) han criticado la medida, pues consideran que no existe una garantía de que los datos biométricos de los usuarios no terminen en venta en el mercado ilegal, como ya ha sucedido en otras ocasiones con bases de datos de bancos, empresas de telecomunicaciones y  secretarías federales y locales.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), los datos biométricos “son las propiedades físicas, fisiológicas, de comportamiento o rasgos de la personalidad. Estas son atribuibles a una sola persona y que son medibles”.

Entre estos datos se encuentra la huella digital, el rostro (reconocimiento facial), la retina, el iris, la geometría de la mano o de los dedos, la estructura de las venas de la mano, la forma de las orejas, la piel o textura de la superficie dérmica y el ADN.

La huella digital y el reconocimiento facial son dos de los datos biométricos más solicitados actualmente para realizar operaciones bancarias.