gabriela_huerta

Gabriela Hernández Huerta
05/03/2022 , 4:23 pm

Datos históricos para no olvidar: La Batalla de Puebla

Durante la madrugada del 5 de mayo de 1862, el general Ignacio Zaragoza, se dirigió a sus tropas y pronunció las siguientes palabras:

“Vuestros enemigos son los primeros soldados del mundo, pero vosotros sois los primeros hijos de México. Soldados, leo en vuestras frentes la victoria y la fe. ¡Viva la independencia nacional! ¡Viva la patria!”

Y es que precisamente mañana jueves, se conmemora el 160 aniversario de la Batalla de Puebla. Y en nuestra ciudad, fue en 1953 cuando se llevó a cabo el primer desfile en el que se ensalzaba la memoria de los valientes soldados serranos y del general Ignacio Zaragoza. En aquel año, el entonces presidente Adolfo Ruíz Cortines visitó la entidad para encabezarlo. Hasta la fecha, a excepción de los 2 últimos en los que no se llevó a cabo el tan representativo acto, este evento resulta ser una gran fiesta cívica.

Pero recordemos brevemente el origen de tan importante batalla: La Guerra de Reforma trajo consecuencias severas para México, y una de ellas fue la crisis económica que orilló al Presidente Juárez a suspender el pago de las deudas contraídas con otros países.

Afectados en sus intereses, Francia, Inglaterra y España, enviaron tropas a las costas mexicanas; no obstante, y debido a las negociaciones diplomáticas y a la firma de los Tratados de La Soledad, el gobierno mexicano se comprometió a realizar los pagos correspondientes. Por ello, Inglaterra y España abandonaron el territorio nacional, sin embargo, el gobierno francés no cumplió con lo pactado en los citados tratados y comenzaron una intervención armada en México.

La batalla de Puebla ocurrió el 5 de mayo de 1862 en las cercanías de la ciudad de Puebla, entre los ejércitos encabezados bajo el mando del general Ignacio Zaragoza, y del Segundo Imperio francés dirigido por Charles Ferdinand Latrille, conde de Lorencez, y cuyo resultado fue una victoria muy importante para los mexicanos, en virtud de que con unas fuerzas consideradas inferiores, lograron vencer a uno de los ejércitos más experimentados.

Oficialmente, la Batalla de Puebla inició a las 11:15 de la mañana, cuando un disparo de cañón desde el Fuerte de Guadalupe y el repique de las campanas de la ciudad anunciaban el comienzo de las hostilidades.

Pese a su éxito, la batalla desafortunadamente no impidió la invasión del país. Los franceses regresarían al año siguiente, con lo que se libró una segunda batalla en Puebla, en la que se enfrentaron 35,000 franceses contra 29,000 mexicanos (defensa que duró 62 días) y lograrían avanzar hasta la Ciudad de México, lo que permitió establecer el Segundo Imperio Mexicano.

Finalmente, los franceses se retiraron incondicionalmente del país en 1867 por mandato del emperador Napoleón III ante la amenaza de Prusia en Europa y la amenaza estadounidense de invadirle si no se retiraban de México.

Sin embargo, y retomando la Batalla del 5 de Mayo, es de destacar la valentía, el arrojo y el patriotismo mostrado por los hombres comandados por el general Zaragoza, mismos que hicieron que este acontecimiento histórico sea símbolo de defensa de la soberanía e independencia de nuestra nación.

Quisiera aprovechar este valioso espacio para felicitar por motivo de su cumpleaños a mi papá, el C.P. Adolfo Hernández Reyes, a quien amo y respeto profundamente, y a quien agradezco todo lo que he aprendido de él. ¡Gracias por tu amor, por tu ejemplo, y por siempre estar a mi lado!