Foto: @TheChampions

Tribuna Deportes: Alex Moncada
09/17/2021 , 12:13 am

Rayados golea a Cruz Azul para acceder a la gran final de la Concachampions



Esta noche Cruz Azul y Monterrey nos regalaron un excelente partido con grandes golazos, avanzando el equipo dirigido por Javier ‘Vasco’ Aguirre, con una goleada de 4-1 (5-1 global) que enfureció a la afición local que se manifestó con el grito prohibido.

El primer gol llegó apenas a los 6 minutos, con una jugada en conjunto a base de toques que terminó en los pies de Maxi Meza, que se encontraba solo por el costado derecho para meter un tiro cruzado letal y poner al frente a los de la Sultana del Norte.

Sin embargo, la Máquina respondió rápido, con un tiro libre en donde Guillermo Matías Fernández le puso un pase a Orbelín Pineda, disparando el jugador celeste a larga distancia, teniendo la fortuna de un desvío por parte de un jugador rival para meter el esférico pegado al palo derecho de Esteban Andrada, dando esperanza a los Celestes.

Los ataques no cesaban en ambas porterías y al minuto 16 Duván Vergara hizo la recepción por el costado izquierdo para ir por fuera en búsqueda del espacio y mandar un derechazo al lado contrario imposible para Sebastián Jurado.

Al minuto 23 llegó la jugada polémica del encuentro, con un pase filtrado hacia Vergara que se encontraba en fuera de lugar, interviniendo un defensa celeste contactando el esférico que iba al jugador rayado, poniendo el pase a Funes Mori que anotó el primero de los dos goles que convertiría. En un principio se marcó el offside de Vergara, pero el silbante fue llamado al VAR para verificar y dio por valido el gol.

Para el minuto 51, el mellizo conseguiría su doblete, llevándose el balón desde medio campo para hacer la pared con Maxi Meza, regresándole el balón para poner el balón a primer palo y hacer el cuarto gol para Monterrey.

Posteriormente la afición empezó a realizar el grito prohibido, parando el árbitro por unos momentos el encuentro, pero al ver que seguían, tuvo que llamar a los jugadores para mandarlos a los vestidores por 10 minutos, tal como lo dicta los protocolos de la Concacaf. Durante ese tiempo, algunos aficionados celestes se fueron del inmueble.

El partido se reanudó y la intensidad del encuentro disminuyó, aunque la Máquina no bajó los brazos en búsqueda de la hazaña que no logró.

Ahora Monterrey enfrentará en su casa a las Águilas del América en la final de esta edición de la Concachampions.