Un velorio de migrantes en Guatemala sin cuerpos ni certezas

3 febrero, 2021 12:52 am

Tuilelen, Guatemala.- En la aldea del joven Rivaldo, en Guatemala, lo dan por muerto y velan su foto. Creen que su cuerpo está entre los que aparecieron carbonizados hace poco en el estado de Tamaulipas, México, en el camino que emprendió, junto con otros vecinos, para migrar ilegalmente a Estados Unidos.

Leer también: Promete Biden “deshacer la vergüenza” de la separación de familias migrantes

Vamos “castigados y somos 15 los que estamos en esta camioneta, ya nos cansamos, tenemos dolor en los pies y la cintura”, le dijo Rivaldo, de 17 años, a su tía, en un mensaje de audio enviado el 22 de enero desde México. Fue el último contacto entre ellos.

Dos días después, las autoridades mexicanas informaban del hallazgo de 19 cuerpos carbonizados en un camino rural, a bordo de dos camionetas, cerca de la frontera con Estados Unidos. Al parecer, las víctimas fueron baleadas antes de ser quemadas.

El padre de Rivaldo, Rodolfo Jiménez, de 36 años, dice que una persona que se dedica al negocio de la migración ilegal lo llamó. “Trágicamente ya murieron sus familiares, los mataron y quemaron”, le dijo.

Leer también: Paciente diagnosticado de COVID intenta huir por un balcón del HU

Tamaulipas, en la costa del Golfo de México, es la ruta más corta para llegar a Estados Unidos desde Guatemala, pero es peligrosa por la presencia de bandas que secuestran, extorsionan y asesinan a migrantes.

Camargo, el área donde los hallaron, es una zona de disputas entre el cártel del Noreste, surgido de Los Zetas, que controla parte de Nuevo León, y el del Golfo, que por décadas ha actuado en Tamaulipas.

Las autoridades mexicanas trabajan en la identificación de cadáveres, mientras que Guatemala recolectó pruebas de ADN para enviarlas y facilitar la labor.




Relacionados

Back to top button