Gabriela Hernández Huerta
11/24/2021 , 9:00 am

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer


“Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres.”

Rosa Luxemburgo

 

Precisamente el día de mañana jueves 25 de noviembre, se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró este día para visibilizar, reflexionar y erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres en todo el mundo y reclamar políticas para su erradicación.

El origen de este día se remonta al año 1981, cuando militantes y activistas en favor de los derechos de la mujer lanzaban sus protestas ante la violencia de género. Lo anterior con la finalidad de honrar la memoria de las hermanas Mirabal, que eran tres activistas políticas de República Dominicana que fueron brutalmente asesinadas en 1960 por órdenes del entonces gobernante dominicano Rafael Trujillo.

Es en 1979 que las Naciones Unidas consiguieron la aprobación de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Pero lamentablemente la violencia en contra de las mujeres y las niñas continuó, representando, hasta la fecha, un grave problema a nivel mundial.

Es por lo anterior, que la ONU emitió en 1993 una resolución que incluye la emblemática “Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer”, sentando las bases para un futuro libre de violencia de género.

Es así que la Asamblea General adoptó en el año 2000 la resolución que designaba el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y ONGs a tomar cartas en el asunto y coordinar actividades todos los años sobre esta fecha con el objetivo de elevar la conciencia pública.

Es así que actualmente en México, se conmemora no sólo cada 25 de noviembre, sino cada 25 de mes, denominándolo Día Naranja. Este día tiene como finalidad la concientización tanto del gobierno como de los ciudadanos, para en conjunto, emprender acciones concretas con la finalidad de promover y fomentar la cultura de la no violencia.

Y, ¿por qué Naranja? Porque es un color que representa el futuro brillante y optimista, libre de violencia, libre de discriminación y libre de desigualdad contra las mujeres y las niñas.

Desafortunadamente aún falta mucho camino por recorrer, pero está en manos de todos la solución a esta terrible realidad, tanto de las autoridades como de los ciudadanos, y en educar a las nuevas generaciones en el valor del respeto y de la tolerancia.