Fotografía Ilustrativa: Agencia Enfoque

Redacción/ Tribuna Noticias
10/11/2021 , 6:37 pm

Identifican en la sangre posible riesgo de demencia


Redacción.- Investigadores liderados por el Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas (DZNE) y el Centro Médico Universitario de Gotinga, localizaron un biomarcador en la sangre que podría ser auxiliar en la detección oportuna de la demencia.

La investigación publicada en la revista “EMBO Molecular Medicine”, detalla que los hallazgos se basan en estudios realizados en humanos y experimentos de laboratorio, aunque recalcan que la técnica no es apta para uso práctico, pues el objetivo es desarrollar un análisis de sangre simple que se pueda aplicar en la atención médica rutinaria para evaluar el riesgo de padecer demencia.

“Cuando los síntomas de la enfermedad se manifiestan, el cerebro ya ha sufrido un daño masivo”, explicó Fischer por medio de un comunicado del Centro Alemán de enfermedades, además, añade que si esta se detecta pronto aumentan las probabilidades de influir positivamente en su curso.

El biomarcador se basa en la medición de los microARNs en la sangre, moléculas con propiedades reguladoras que influyen en la producción de proteínas, por lo tanto, es un proceso clave del metabolismo de todo ser vivo.

“Hay muchos microARNs diferentes y cada uno de ellos puede regular redes enteras de proteínas interdependientes e influir así en procesos complejos del organismo, por lo que estos tienen un amplio impacto”.

Por ello, el equipo quería averiguar si hay microARNs específicos cuya presencia en la sangre se relacione con la capacidad mental, y mediante estudios en humanos, ratones y cultivos celulares, se pudieron identificar tres de moléculas, analizando datos de individuos jóvenes y cognitivamente normales como de personas mayores con deterioro cognitivo leve.

Como resultado en los individuos sanos, los niveles de microARNs se correlacionaban con la aptitud mental: cuanto más bajo era el nivel en sangre, mejor era el rendimiento de los sujetos en las pruebas de cognición.

Sin embargo, en los pacientes con deterioro cognitivo leve, los análisis encontraron que el marcador sanguíneo estaba muy elevado, donde cerca del 90 por ciento desarrolló alzheimer en un plazo de dos años.

“Por lo tanto, consideramos que un nivel elevado de estos tres microARNs en la sangre es un presagio de demencia”, concluyó Fischer, quien estima que en humanos el biomarcador podría indicar un desarrollo futuro de la enfermedad en dos a cinco años.