06/10/2021 , 2:19 pm

Obligada la operación cicatriz

La famosa “operación cicatriz” se impone en México en todas las esferas políticas y de poder, una vez transcurridas las elecciones intermedias.

En términos generales la campaña, o más bien “las campañas” para elegir a los mejores para 3 mil 468 puestos de elección popular fueron cortas, de 6 y 4 semanas, sin tantos vicios, ni excesos y rápidas, lo cual se agradece.

Con un saldo total de 88 muertos, hubo sorpresas que fueron desde las deslealtades, el famoso chapulineo, y se recurrió al arma mortal de escudriñar en la vida privada de los contendientes.

En Puebla concretamente partidos, alianzas y candidatos vinieron de menos a más, previos encontronazos al interior de las corrientes polítias para decidir a sus candidatos.

Desde luego que hubo saltos que afortunadamente no llegaron a más.

Y finalmente el día de las elecciones unos cuantos pretendieron llevar agua a su molino pero el gran electorado actuó muy responsablemente y mostró madurez.

Por lo que se impone la famosa “operación cicatriz” mientras se ventilan uno que otro diferendo y se repiten procesos en 3 municipios en los que se optó por una nueva elección sin mayor aspaviento.

Por esto es que se impone la “operación cicatriz” operación sobre la que el presidente ya envió la primera señal al reunirse con los empresarios Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego y Claudio X. González entre otros, con los que dialogó a puerta cerrada y fumó la pipa de la paz después de juicios y acusaciones ventiladas en sus famosas conferencias mañaneras.

¿De qué hablaron, en qué quedaron, que se dijeron?
Ya nos enteraremos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *