Recomienda IMSS alimentarse saludablemente ante emergencia sanitaria (Foto: Especial)

Pilar Bravo | Tribuna Noticias
02/18/2021 , 4:27 pm

Proponen nutriólogos de la Ibero, reforzar sistema inmune a través de la buena alimentación

Puebla, Pue.- Durante el último año, por la pandemia de coronavirus se puso en relieve la importancia de mantener un cuerpo fuerte que pueda contener los embates infecciosos, especialmente de virus que a unos ataca de manera fulminante y otros con cepas menos agresivas.

El sistema inmune es el conjunto de mecanismos biológicos que se encarga de esta labor, conteniendo los daños generados por bacterias y otros microorganismos. Así lo explica Claudia Rodríguez Hernández, responsable de la Clínica de Nutrición de la IBERO Puebla.

La nutrióloga enfatizó, que una de las estrategias más importantes para fortalecer la inmunidad corporal es la alimentación saludable, las personas de todas las edades son capaces de distinguir los hábitos sanos, de los que no lo son.

El problema recae en la voluntad de ejecutar estas prácticas y las estrategias adecuadas para ello.
Una alimentación equilibrada abarca todos los grupos de alimentos durante los tres ciclos alimenticios (desayuno, comida y cena), la dieta ideal incluye frutas y verduras, cereales y tubérculos, alimentos de origen animal y leguminosas.

La distribución más recomendada de estos alimentos concentra la mayor parte en el desayuno, la colación de mediodía y la comida.
La combinación de los grupos alimenticios en cada tiempo garantiza el aporte de las vitaminas y minerales. Esto cobra especial valor en frutas y verduras, pues la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha exhortado a consumir cinco de estos comestibles cada día, procurando que sean siempre distintos. Las porciones de cada alimento, aclaró la experta, no tienen que ser cuantiosas para gozar de sus beneficios.

Enumeró las vitaminas que fortalecen el sistema inmune y dónde encontrarlas. Entre las que destacan; Vitamina A; que se encuentran en el brócoli, espinacas (y todas las hojas verdes), lácteos, pescado, huevo e hígado de res (salvo que haya antecedentes de colesterol alto); Vitamina C: en guayaba, cebolla, frutas cítricas, Vitamina D; en leche, queso, carnes rojas y pescado, así como en los rayos del sol; Vitamina B2; hígado de res, avena, yogur natural, leche, champiñones y quesos blanco, Vitamina B6; garbanzos, hígado, pollo, atún y plátano Vitamina B12; hígado de res, atún y lácteos (para personas veganas, usar complementos), Hierro; carnes rojas, hígado, espinaca, leguminosas y por último el Magnesio; el cual se obtiene de espinacas y frijoles negros.

Es importante asegurarse de que la biodisponibilidad de los nutrimentos es adecuada; es decir, que estos sean absorbidos correctamente por el organismo. El cuerpo humano es capaz de procesar de mejor manera aquellos que se encuentran de manera natural en los alimentos, por lo que los productos adicionados con vitaminas y minerales tienen un impacto nutricional menor.
La nutrióloga de la IBERO, también aseveró que la actividad física debe nacer del gusto, no de la obligación o la presión social.

También te puede interesar:

Importante el autocuidado y la prevención, recomiendan los nutriólogos de la Ibero