Sufren personas trans discriminación en centros de salud

3 junio, 2021 8:15 pm

Puebla, Pue.- El acceso a la salud es un derecho básico del que, según la legislación, deben gozar todos los mexicanos. Sin embargo, la discriminación y negación del servicio en los centros de salud son constantes para las personas trans.

Leer también: Hallan con vida a candidata de Movimiento Ciudadano en Guerrero

La Encuesta sobre Discriminación por Motivos de Orientación Sexual e Identidad de Género 2018, realizada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), señala que el 76.7 por ciento de las personas LGBTTTI encuestadas tuvo alguna experiencia de discriminación durante la atención médica; el 49.4 por ciento tuvo que ocultar su identidad de género y al 38.3 por ciento le negaron el servicio o tratamiento adecuado.

Particularmente es en la terapia de reemplazo hormonal —con lo cual se busca que sus hormonas respondan a su género autopercibido— en lo que las personas trans tienen los mayores obstáculos, pues aunque dicho tratamiento está incluido en el Protocolo para el Acceso sin Discriminación a la Prestación de Servicios de Atención Médica de las Personas Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual (LGBTTTI), aprobado a nivel nacional en 2017, el servicio normalmente es negado.

No estoy dispuesta a enfermar un cuerpo sano”, le respondieron a un hombre trans luego de que solicitara una terapia de reemplazo hormonal en una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social en Chihuahua, según un testimonio publicado en el periódico Norte Digital.

El colectivo Género sin Fronteras ha denunciado que en algunos lugares la terapia es negada ya que consideran que el procedimiento es una cuestión de lujo o de estética y, por ende, no pertenece a lo que ellos pueden hacer, aun cuando está el protocolo.

Leer también: Asaltan a socia de la Canaco y matan al vigilante que intentó defenderla

En ese sentido, la integrante del Comité Médico Ciudadano y exdirectora de la Jurisdicción Sanitaria II de la Secretaría de Salud, Leticia Chavarría, explica al Norte Digital que uno de los argumentos más utilizados para negar el servicio es el hecho de que los médicos no consideran la transgeneridad como un problema de salud pública, así que gastar en sus medicamentos y análisis es visto como un capricho, como si no lo necesitaran realmente.

Los médicos no tienen ninguna autoridad para decidir que sí le dan tratamiento al diabético, pero no al transgénero. No es justo negar una atención porque nosotros pensamos que no es tan urgente como un cáncer o un tumor; a final de cuentas se trata de alteraciones de tipo mental que pueden generar depresiones y suicidios”, dice Chavarría.

El Protocolo para el Acceso sin Discriminación a la Prestación de Servicios de Atención Médica de las Personas LGBTTTI contempla la atención psicológica y endocrinológica —especialidad encargada de la terapia de reemplazo hormonal— para la conversión de sexo de hombres y mujeres transgénero dentro del derecho a la salud de esta población.




Relacionados

Back to top button