09/14/2021 , 8:00 am

Wework: El unicornio caído   

Wework or the making and breaking of a $47 billion unicorn, es una película tipo documental original de Hulu que sigue los comienzos, éxito y reciente crisis de la empresa estadounidense Wework, dedicada a proporcionar espacios de trabajo compartidos para startups.

Fundada en el 2010 por Adam Neumann y Miguel McKelvey, Wework se formó con la idea de crear una comunidad que juntará los edificios vacíos y nuevos emprendimientos que surgieron a raíz de la crisis económica de la época.

La empresa se dio a destacar por su disruptivo modelo de negocios que se enfocaba principalmente en reforzar la lealtad y cultura de su comunidad, a través de actividades recreativas tales como campamentos de verano obligatorios para todos sus empleados.

Sin embargo, lo que una vez fue vista como una idea visionaria con mucho potencial, no tardó en verse envuelta en una crisis de la que todavía tienen que recuperarse.

La película nos da la oportunidad de analizar tanto su camino al éxito, como los errores que los llevaron de ser un unicornio valorado en $47 mil millones de dólares, a casi bancarrota en tan solo seis semanas.

Lo primero que podemos destacar del caso, es al mismo cofundador y ahora retirado CEO, Adam Neumann. Descrito por muchos como un hombre carismático, apasionado y persuasivo, fue sin duda su visión lo que llevó a Wework rápidamente a la cima. No obstante, sus constantes y nada planeadas ideas de negocios fueron saliéndose poco a poco de control y terminaron por crear un caos dentro de la empresa.

En segundo plano está su modelo de negocios, orientado a conservar la cultura y comunidad de la empresa. Lo que al principio fue una muy buena idea, terminó por darles una infinidad de gastos que solo sirvieron para impresionar a sus trabajadores, socios e inversionistas.

Para compensar las pérdidas comenzaron a despedir injustamente al personal, y fue solo gracias a sus patrocinadores e inversionistas que lograron mantener su valoración. De esta manera desperdiciaron mucho dinero que pudieron haber utilizado para la expansión y desarrollo de la empresa.

El mayor error de Wework fue no atender a tiempo las problemáticas que surgían y distorsionar los datos duros con artimañas para verse bien frente a los medios e inversionistas. Además de querer expandirse a mercados completamente diferentes al de Wework y adquirir una variedad de startups sin considerar primero a sus inversionistas.

Con esto no solo su valoración se vino abajo sino también su reputación. Lo que podemos concluir de este caso es que siempre debemos procurar ser prudentes y diligentes con todas nuestras decisiones.

Planear y organizar correctamente nuestras estrategias, y resolver los problemas que surjan antes de que sea demasiado tarde.

Particularmente como CEOs o líderes de una empresa, debemos ser razonables y modestos en todo momento, apreciar los esfuerzos de las personas que trabajan para nosotros, pero sobre todo no dejar que el ego nos nuble la razón.