AFP| Anne BEADE
04/08/2021 , 6:57 am

Negociaciones maratonianas en Viena para salvar el acuerdo nuclear iraní

Viena, Austria.- La cuestión de cómo conseguir que Estados Unidos vuelva al acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní, abandonado en 2018 por Donald Trump, es clave en las negociaciones en curso a puerta cerrada en un gran hotel de Viena.

– ¿Cómo se desarrollan las negociaciones?

Por un lado, hay reuniones de la comisión mixta, una o dos veces por semana, entre los Estados parte del JCPOA, acrónimo del acuerdo alcanzado en 2015 en la capital austriaca: Alemania, Francia, Reino Unido (los llamados E3), China, Rusia e Irán.

Por otro lado, hay expertos que trabajan durante toda la semana en dos temas: los compromisos nucleares de Irán y las sanciones de Estados Unidos.

Tras una primera reunión el martes de la comisión conjunta, calificada de “constructiva” por Washington y Teherán, está previsto que el viernes se presente un informe de situación.

El lugar es un hotel de lujo de Viena que acoge estas negociaciones “maratonianas” en su majestuoso salón de baile, en palabras de un diplomático europeo.

El coordinador de la Unión Europea (UE), Enrique Mora, va y viene para informar a la delegación estadounidense, que se aloja en otro hotel a unos 100 metros de distancia.

Los iraníes no quieren correr ningún riesgo, no quieren encontrarse con ellos por casualidad”, dijo otra fuente cercana.

Y luego hay toda una serie de entrevistas bilaterales, de las que los distintos protagonistas publican fotos en Twitter.

Tiene todos los formatos de consultas que pueda imaginar, entre el E3 y los iraníes, el E3 y los rusos, el E3 y los chinos, los rusos y los chinos, los estadounidenses y los rusos, los estadounidenses y los chinos…”, detalla la misma fuente.

– ¿Cómo hacer que Teherán vuelva al redil?

Este es el objetivo de uno de los grupos de trabajo: “Examinar las disposiciones del JCPOA violadas por los iraníes” en respuesta al restablecimiento de las sanciones por parte de Donald Trump, y ver cómo pueden dar marcha atrás, señala el primer diplomático.

Hasta ahora, son bastante positivos”, subraya el primer diplomático, pero el proceso, técnicamente complejo, no ha hecho más que empezar.

Irán comenzó a retirarse de sus compromisos en mayo de 2019 y el ritmo se aceleró en los últimos meses.

A principios de enero, por ejemplo, inició el proceso de producción de uranio enriquecido al 20%, muy por encima del umbral fijado por el acuerdo. Sus reservas ascienden ahora a 55 kg, según la Organización de la Energía Atómica iraní.

En febrero, anunció que había empezado a producir uranio metal y, sobre todo, restringió las inspecciones del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el órgano de vigilancia nuclear de la ONU.

– ¿Qué sanciones levantará Estados Unidos? –

El JCPOA había permitido una flexibilización de las sanciones económicas contra Irán a cambio de una drástica reducción de sus actividades nucleares, bajo la supervisión de la ONU, para garantizar que no intente dotarse de la bomba atómica.

Pero al anunciar la retirada de Estados Unidos del pacto, Trump las volvió a poner en marcha y luego endureció aún más el arsenal de sanciones estadounidenses.

Irán exige la anulación de todas las medidas punitivas vueltas a imponer o creadas por el expresidente estadounidense que incluyen la congelación de bienes de ejecutivos del régimen o el aislamiento financiero.

Washington parece dispuesto a responder a estas expectativas y el emisario Rob Malley mencionó el “levantamiento de las sanciones que están en contradicción con el acuerdo”.

Trump complicó el terreno a nivel legal al introducir medidas sin relación aparente con el JCPOA y que, en realidad, pretenden “dificultar” la reinstauración del acuerdo por parte de sus sucesores, afirma Esfandyar Batmanghelidj, investigador visitante del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales.

Pero la administración estadounidense de Joe Biden “ha dejado claro que no tiene las manos atadas por las maniobras de Trump”.

– ¿Cuándo se pueden esperar resultados? –

Esta es la gran incógnita: Irán cuenta con “poco tiempo”, pero varias fuentes mencionan un proceso de varias semanas.

¿Será posible lograr un resultado antes de las elecciones presidenciales iraníes del 18 de junio, que deben elegir al sucesor del moderado Hasan Rohani?

Es difícil de decir”, apunta un diplomático. “Ha empezado bien, pero podría bloquearse en cualquier momento”.

Si para la primera quincena de mayo no hemos conseguido dar un empujón realmente decisivo, con avances claros, me preocupará la voluntad o la capacidad iraní de concluir esta negociación antes de las elecciones”, añade otra fuente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *