01/22/2021 , 3:13 pm

Y el mundo acabo con el insomnio

Con el señor Joe Biden en la presidencia de los Estados Unidos, como que el mundo reconcilió el sueño, hay confianza en su gobierno después de escuchar y analizar sus primeras decisiones, sus primeros decretos y disposiciones.

El grito hoy en varios idiomas es…

¡¡¡No nos falles Joe!!!

Esto en medio de la histórica pandemia a la que nos enfrentamos que viene a significar un parteaguas que queda registrado entre el 2020, el 2021 y quién sabe hasta cuándo, de acuerdo al curso que llevan los contagios tanto en países poderosos, fuertes, responsables, como en débiles, pobres y vulnerables.

De entrada, los miles de mexicanos que luchan y trabajan en suelo estadounidense abrazando el sueño americano, hoy logran un respiro al conocer la decisión del presidente de reconocerlos con una estancia mínima de 8 años.

Las cosas así apuntan bien con una marcada tendencia para mejorar.

Ahora corresponde al gobierno federal hacer su tarea, trabajar con mayor realismo en la nueva coyuntura que se da.

Los expertos “se atreven” a recomendar una actitud seria, responsable y decidida a encaminar al país hacia una mejor situación, factores que deben de ponerse en juego para llegar a una mesa de trabajo conjunto para estrechar acciones en favor de una relación equitativa para las 2 naciones vecinas.

La recomendación es oportuna e inteligente, sólo hace falta deponer actitudes y mostrar disposición que en este caso no debe entenderse como sumisión del débil ante el poderoso.

Analizado así el contexto, se le apuesta a una buena era en la relación entre los dos países vecinos que deben asimilar que son complementarios, ante lo que obliga a un respeto recíproco.

México tiene mucho que dar a su vecino, a la vez que su vecino también tiene que dar mucho a México, sin concesiones ni privilegios. Se trata de una nueva relación entre dos naciones mayores de edad que saben de cordialidad y limites, factores que deben de ser la constante en la nueva era de su vecindad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *