Opinión

El crimen organizado se apodera de Tehuacán

13 mayo, 2024 6:33 pm
Irma Sánchez

En la trabajadora y prospera ciudad de Tehuacán hay luto.

Víctima de la ola de violencia incontrolable que se vive, murió uno de los personajes más emblemáticos y empáticos, Elsa María Romero Spohr, viuda de Cubillas.

Parte de una de las familias conocidas y reconocidas por su dedicación al trabajo dentro de la industria avícola, y comprometida con la comunidad.

Elsa Romero también estaba involucrada en la industria maquiladora, en la que con éxito su esposo Manuel Cubillas Villegas incursionó con la especialidad de los cotizados blue jeans para las marcas de mayor prestigio del mercado doméstico.

Elsa el viernes 10 de mayo llegó a la maquiladora con su hijo Manuel, para felicitar a las trabajadoras madres que concluirían su jornada para ir a disfrutar con sus familias.

Lamentablemente, antes de ingresar a la factoría, fue interceptada junto con su hijo por 3 hombres que con pistola en mano los encañonaron junto con un empleado que salió a recibirlos.

En estas condiciones exigieron el dinero de la nómina, el cual fue entregado, pero antes de retirarse dispararon en 3 ocasiones a las piernas de Elsa, impactando una de las balas, la arteria aorta, a través de la cual comenzó a desangrarse.

De inmediato fue trasladada a un hospital de la localidad y 6 horas después una vez que llegó el agente del Ministerio Público sus 4 hijos decidieron trasladarla a Puebla al Hospital Ángeles, a donde fue sometida a una cirugía, pero lamentablemente en el proceso de recuperación en terapia intensiva, falleció, tras 12 horas de lucha por rescatarla.

Se reportó que con horas de diferencia 3 sujetos que al parecer fueron los mismos, asaltaron otras 3 maquiladoras sin alcances como el caso de Elsa Romero, que pasó a convertirse en otra víctima de la ola de violencia que se vive en Tehuacán que por sus prósperas industrias maquiladora y avícola se ha convertido en el blanco seguro de la delincuencia organizada.

Desde este espacio nuestro pésame a sus hijos Manuel, Valentín, Felipe y Mauricio, con quienes junto con sus esposas y nietos compartiría su mesa en el día de las madres, después de abrazar a sus trabajadoras.

 





Relacionados

Back to top button