(Foto: Pixabay)

Tribuna Noticias
02/12/2021 , 9:11 pm

Los mitos del amor romántico y cómo vuelven nociva una relación

Puebla, Pue.- Estar enfermo de amor podría ser más que una metáfora, afirma el psicólogo clínico Frank Tallis, quien señala en una entrevista para el diario Expansión que la actividad cerebral durante el enamoramiento es equivalente a la de un adicto o un obseso patológico. Este proceso, dice el especialista, puede derivar en dos cosas: en una relación violenta o en una relación sana y madura.

Leer también: Dióxido de Cloro es altamente tóxico, afirman autoridades estatales de salud

Tallis es muy claro, la única forma de llegar a un amor sano es olvidándose del amor romántico, ese que aparece con frecuencia en telenovelas, películas o canciones y que le hace creer a las personas que tienen que estar dispuestas a aceptar cualquier cosa en nombre de este sentimiento, incluso los celos, la indiferencia y la violencia ejercida por la pareja. Ese que, generalmente, tiene su máxima promoción el Día de San Valentín.

Pero, como dice la doctora en Psicología Carolina Aspillaga, “la crítica no es al amor, es a que solo haya una forma válida de enamorarse […] la crítica no es al 14 de febrero, es al sistema que se beneficia y crea estas fantasías amorosas”.

El amor romántico, explica Aspillaga al periódico La Tercera, es un modelo amoroso hegemónico que establece cómo hay que amar y cómo se expresa ese amor, como si hubiera una única manera.

Este modelo, por ejemplo, sugiere que las relaciones deben ser heteronormadas —entre hombre y mujer— y monógamas, sin espacio para las disidencias sexuales y otros tipos de relaciones que incluso podrían ajustarse mucho más a las necesidades individuales de cada persona, asegura la especialista.

Leer también: Vinculado a proceso por presuntamente violar a su hijastra

Asimismo, el amor romántico, expone Aspillaga, refuerza la naturalización de nociones erradas y mitos, como las ideas de que el amor todo lo puede —incluso hacer que una persona que antes ejerció violencia cambie— o que existe un solo amor verdadero, las cuales propician que relaciones de maltrato o abuso continúen, “bajo la expectativa de que el amor verdadero es capaz de superar y aguantar todo”.

Otro mito es que el amor es lo más importante y requiere de la entrega total de la persona, lo cual puede derivar en el abandono de amistades o proyectos personales para priorizar a la pareja. Uno más es que el amor es posesión y exclusividad, lo cual sugiere que la otra persona te pertenece, por lo que se le puede exigir que haga o no determinadas cosas

Por otro lado, aunque el amor romántico puede afectar a hombres y mujeres, es a estas últimas a quienes afecta más, señala Carolina Aspillaga.

Hemos sido educadas desde chicas de manera distinta a los hombres respecto a cómo nos posicionamos frente al amor. Nosotras vamos con la idea de las princesas que tienen que ser salvadas […] Es fácil entonces comprender por qué muchas veces hacemos cosas que nos transgreden en nombre del amor. Como, por ejemplo, tener relaciones sexuales cuando no queremos o dejar de cuidar otras relaciones en pos de priorizar la relación de pareja”.

En ese sentido, la doctora en Ciencias Sociales Carolina Franch, asegura en entrevista para La Tercera, que para construir otra forma de amar, hay que destruir esa (la del amor romántico).

No es una destrucción para que no quede nada, es para reformularlo. Hay que botar estos pilares que nos sostienen hoy y, aunque parezca una pérdida, va ser una ganancia a futuro. No significa quedarnos sin amor, significa destronar este modelo que representa dominación y un usufructo para la economía mercantil”

 

Con información de Julio Sandoval.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *