Mantiene Biden cautela mientras EEUU busca pasar la página de la pandemia

10 febrero, 2022 8:29 am

Washington, Estados Unidos.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, cantó victoria demasiado pronto la última vez que la pandemia de covid amagó con llegar a su fin; ahora, parece que se está tardando.

Leer también: Esencial preservar riqueza cultural de Puebla: Sergio Vergara

El demócrata, elegido bajo la promesa de derrotar la pandemia, está en una posición cada vez más difícil a medida que la variante ómicron, en franco retroceso, tienta a los estadounidenses a soñar con un regreso a la vida normal.

Muchos estados controlados por republicanos actúan desde hace tiempo como si el covid hubiera terminado, aún cuando los hospitales todavía estaban repletos enfermos y moribundos.

Pero ahora, con los casos finalmente cayendo en picada, los aliados de Biden empiezan a aliviar las restricciones.

Estados con gobiernos demócratas como California, Illinois, Nueva Jersey, Nueva York, Oregón o Rhode Island, anunciaron el fin o la flexibilización del uso de mascarillas, que completaban casi dos años.

¿Y Biden? Aún espera la última palabra de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), te todavía pregona el uso del barbijo.

En este momento, seguimos recomendando usar máscaras en áreas de transmisión alta y sustancial; actualmente eso es en gran parte del país, en lugares públicos cerrados”, dijo el miércoles a los periodistas la directora de los CDC, Rochelle Walensky.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, defendió la cautela del presidente. “Como gobierno federal, tenemos la responsabilidad de confiar en los datos, en la ciencia”.

Él tomará la decisión en base en lo que aconseje el CDC”, dijo a los periodistas.

– Cantó victoria antes de tiempo –

La Casa Blanca insiste en que Biden se guía por hechos médicos, contrario a los repetidos intentos por minimizar la crisis e ignorar las advertencias científicas de su predecesor, el republicano Donald Trump.

Leer también: La SSC detiene a sujeto por su presunta responsabilidad en el delito de usurpación de funciones

Pero el presidente tiene muy presente su declaración prematura de victoria que emitió el verano boreal pasado, cuando el coronavirus parecía estar bajo control y la campaña de vacunación avanzaba a paso fuerte.

En efecto, llegó al punto de declarar a la fiesta nacional del 4 de julio como el “día de la independencia del covid-19” y ofreció un asado en la Casa Blanca para 1,000 invitados. No contaba con que la nueva y aterradora variante delta se afianzaba y que ómicron, todavía más transmisible, estaba en la cola.

Desde ese entonces, otros cientos de miles de estadounidenses se sumaron a la lista de muertos por covid.

Relacionados

Back to top button