Opinión

Cultura a la vista

25 enero, 2023 2:10 pm
Leonardo Torixa




-->

Para Miguel Barbosa la cultura no fue simulación: fue una verdadera política gubernamental que, como uno de sus aciertos, encargó a Sergio Vergara Berdejo.

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), la cultura es el conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.

Por eso, para la mayoría de los gobiernos, ya sea municipales, estatales e incluso el federal, la cultura es un concepto que pasa a segundo o hasta tercer término, ya que mientras menos críticos sean los ciudadanos, sus acciones serán poco o nada cuestionadas, es decir, podrán hacer lo que les plazca.

Sin embargo, para el gobierno que en su momento encabezó el exgobernador Miguel Barbosa Huerta, la cultura no fue simulación: se convirtió en una verdadera política gubernamental que, como uno de sus aciertos, encargó a Sergio Vergara Berdejo, uno de sus hombres de confianza que pese a los detractores ha logrado consolidar proyectos exitosos y experiencias culturales que hoy están a la vista de todos.

El arquitecto, quien diariamente visita los municipios de todas las regiones de la entidad, ha obtenido excelentes resultados, no solo de la mano de los alcaldes, quienes con entusiasmo muestran las riquezas de sus localidades, costumbres y tradiciones, sino también en estrecha coordinación con la secretaria de Turismo, Martha Ornelas, que ahora acude a las comunidades poblanas para mostrar cómo se elabora la gastronomía de nuestros pueblos, así como sus artesanías; una experiencia que los visitantes siempre disfrutan, pues conocen la riqueza cultural desde adentro y no solo por encima.

Por otro lado, e insisto, a la vista de todos, está el buen trabajo que desde la Secretaría de Cultura se ha consolidado en los museos poblanos, sitios de gran interés que muestran verdaderas joyas no solo del arte poblano o mexicano, sino también mundial.

Sergio Vergara, secretario de Cultura de Puebla.
Sergio Vergara, secretario de Cultura de Puebla.

Ejemplo de ello es el nuevo Museo Barroco Inmersivo, un inmueble que cuando Julio Glockner llegó a la Secretaría de Cultura, quería convertir en la nueva Arena Puebla, una idea propia de una visión cultural corta que afortunadamente no cuajó, pues de haberse aprobado, la joya del arquitecto japonés Toyo Ito, uno de los más innovadores e influyentes del planeta, hubiera terminado completamente deteriorado y tal vez oliendo a orines.

Hoy el Museo Barroco es otro, está al nivel de los mejores del mundo y no solo puedes disfrutar de las salas inmersivas, sino también de exposiciones permanentes y temporales con herramientas interactivas que nos permiten aprender y vivir una experiencia de por lo menos tres horas de estancia.

Pero eso no es todo, pronto el Complejo Museístico de la Constancia Mexicana también será reinaugurado, tras concluir los trabajos de intervención técnica y museográfico que hasta la fecha lo mantienen cerrado.

Hoy la popularmente conocida “Constancia Mexicana” contará con exposiciones que resalten la música mexicana y no de Viena, como sucedía en el pasado; también habrá lugar para la música de las 32 regiones de Puebla como los sones o aquellas melodías que se escuchan en los carnavales, y quedará completamente liberado el cauce del río Atoyac para que el recinto ya no se inunde.

De esta manera, en Puebla, la cultura no solo es un concepto, sino una política que afortunadamente ha quedado plasmada en los libros que edita la propia Secretaría, por cierto, muy recomendables.

Fotos: Agencia Enfoque




Relacionados

Le podría interesar
Close
Back to top button