Opinión

Datos históricos para no olvidar: Agatha Christie

20 julio, 2022 10:17 am
Gabriela Hernández Huerta

Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único”.

Agatha Christie

“Poirot era un hombrecillo de aspecto fuera de lo corriente. Mediría escasamente 1.60 de altura, pero su porte resultaba muy digno. Su cabeza tenía la forma exacta de un huevo y acostumbraba a inclinarla ligeramente hacia un lado. Su bigote era tieso y de aspecto militar. La pulcritud de su atuendo era casi increíble; dudo que una herida de bala pudiera causarle el mismo disgusto que una mota de polvo.”

“—Todo asesino es, posiblemente, el viejo amigo de alguien –observó Poirot filosóficamente-. No puede usted mezclar los sentimientos y la razón”

Los dos anteriores fragmentos pertenecen a la obra titulada “El misterioso caso de Styles”.

El 15 de septiembre de 1890 nacía Agatha Christie, la creadora del detective más famoso de la historia: Hércules Poirot. Convertida en una de las escritoras más leídas del mundo, sus continuos viajes y su boda con el arqueólogo Max Mallowan convirtieron su vida en una digna historia de aventuras.

Tras 74 novelas, 154 relatos cortos, 20 obras de teatro, 3 poemas y 2 autobiografías, y después de la publicación de su primera historia, la producción de series, películas y videojuegos basados en la obra de Agatha Christie no cesa. Christie dijo en alguna ocasión: “Los mejores crímenes para mis novelas se me han ocurrido fregando platos. Fregar los platos convierte a cualquiera en un maníaco homicida de categoría”.

Conocida como la Dama del Misterio, Agatha Mary Clarissa Miller, más conocida como Agatha Christie nació en Torquay, Reino Unido, en el seno de una familia de clase media alta y liberal.

Según palabras de la propia Christie, su infancia fue “muy feliz” y había crecido rodeada de mujeres fuertes e independientes. Al igual que sus dos hermanos, Agatha creía que su madre, que influyó profundamente en su vida, tenía poderes y percepciones extrasensoriales.

Agatha se educó en casa bajo la tutela de su madre, quien la instruyó en la lectura, escritura, matemáticas básicas y música. La pequeña Agatha tuvo un carácter tímido y retraído y rechazó jugar con muñecas para crearse “amigos imaginarios”. En una de sus autobiografías, Agatha Christie llegó a decir que su infancia terminó a los 11 años, cuando su padre, el cual vivía de rentas y se pasaba el día jugando a las cartas, murió como consecuencia de una neumonía en 1901 dejando a la familia en bancarrota. Un año más tarde, Agatha fue inscrita en una escuela para damas donde la mayor parte del tiempo estuvo sumida en la lectura constante de libros. Como consecuencia de su falta de adaptación, Agatha fue enviada a estudiar a París donde estuvo cinco años.

Se dio a conocer en 1920 con El misterioso caso de Styles. En este primer relato, escrito mientras trabajaba como enfermera durante la Primera Guerra Mundial, aparece el famoso investigador Hércules Poirot, al que pronto combinó en otras obras con Miss Marple, una perspicaz señora de edad avanzada.

En 1914 se había casado con Archibald Christie, de quien se divorció en 1928. Sumida en una larga depresión, protagonizó una desaparición enigmática: una noche de diciembre de 1937 su coche apareció abandonado cerca de la carretera, sin rastros de la escritora. Once días más tarde se registró en un hotel con el nombre de una amante de su marido. Fue encontrada por su familia y se recuperó tras un tratamiento psiquiátrico.

Dos años más tarde se casó con el arqueólogo Max Mallowan, a quien acompañó en todos sus viajes a Irak y Siria. Llegó a pasar largas temporadas en estos países; esas estancias inspiraron varios de sus centenares de novelas posteriores, como Asesinato en la Mesopotamia (1930), Muerte en el Nilo (1936) y Cita con la muerte (1938).

La estructura de la trama de sus narraciones, basada en la tradición del enigma por descubrir, es siempre similar, y su desarrollo está en función de la observación psicológica.

Otros de sus títulos más populares son: Asesinato en el Orient-Express (1934), Diez negritos (1939). En su última novela, Telón (1974), la muerte del personaje Hércules Poirot concluye una carrera ficticia de casi sesenta años.

En 1971 fue nombrada Dama Comendadora de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II. Falleció por causas naturales el 12 de enero de 1976 en Wallingford, Oxfordshire, Reino Unido.




Relacionados

Le podría interesar
Close
Back to top button