Etiqueta y lealtad en los negocios

6 julio, 2021 8:00 am



La etiqueta en los negocios es una parte vital en el correcto desempeño de nuestra empresa, ya que nos sirve como una carta de presentación frente a otros profesionales, y frente a nuestros propios clientes. Prestar atención a este aspecto es una señal de respeto y profesionalismo para los demás.

Además nos ayuda a encontrar un mutuo entendimiento con nuestros clientes, colaboradores y socios, al mismo tiempo que fortalece la confianza entre todos. La etiqueta puede ser de tipo verbal o no verbal. Verbal se refiere al estilo de comunicación que usemos, tono, manera y temas tabús.

No verbal pueden ser los códigos de vestimenta y valores, como la puntualidad y responsabilidad que apliquemos durante nuestro trato con otros.

Aunque la etiqueta es considerada un conjunto de normas no escritas podemos enlistar algunos puntos que nos ayudarán a crear una buena impresión y relación comercial:

● Cordialidad: Saludar con un fuerte apretón de manos a cada persona que se nos presente. Sea cliente, socio o compañero de trabajo.

● Formalidad: Comunicarnos respetuosamente con los demás. Al solicitar cosas de otros debemos hacerlo con amabilidad, en un tono profesional y respetuoso.

● Puntualidad: Procurar ser puntual en todos nuestros compromisos. Esto hablará bien de nuestro sentido de la responsabilidad y compromiso.

● Agradecer: Dar las gracias a todo aquel que nos dé una mano, por muy pequeña que sea su ayuda.

● Presta atención: Cuando alguien requiera de nuestra atención hay que bríndasela en su totalidad. Evitar distracciones con el celular u otros elementos que nos hagan percibir como desinteresados.

Escuchar activamente y hacer contacto visual, demuestra que valoramos la opinión y el tiempo de los demás. Gracias a la confianza generada por las normas de etiqueta también podemos llegar a ganarnos la lealtad de nuestros socios y clientes. La lealtad va de la mano de la fidelización que tiene como finalidad retener a los consumidores y asociados.

Esta se logra agregando constantemente valor en las áreas clave del negocio, como lo es la atención al cliente. Todo emprendedor debe aspirar a ganarse la lealtad de sus consumidores, asociados y empleados.

Que estos hablen a otros de nuestro negocio, recomienden nuestros servicios y productos, vuelvan a comprarnos, nos confíen a sus propios clientes y que deseen trabajar con nosotros nuevamente, es una de las más grandes ganancias que podemos obtener.

Relacionados

Back to top button