Self-made: Una mujer hecha a sí misma

17 agosto, 2021 11:55 am





-->

Self-made es una miniserie original de Netflix basada en la historia real de Sarah Breedlove, una lavandera afroamericana que logró convertirse en una exitosa empresaria con su imperio de productos para el cabello, Madam C.J. Walker. En su tiempo llegó a ser considerada en el libro de Récord Guinness como la primera mujer afroamericana millonaria hecha a sí misma, es decir, que creó su fortuna desde cero.

El emprendimiento de Sarah comenzó como una forma de ayudar a otras mujeres de color que, como ella, habían sufrido la pérdida de su cabello debido a los escasos hábitos de higiene y dieta deficiente de la época. Después de recuperar su cabello con los productos para cabello de otra emprendedora, Addie Munroe, Sarah pensó que su verdadera vocación estaba en los negocios. Por lo que se arriesga a tomar 20 muestras del producto de Addie para venderlas por su cuenta, pese a la negativa de esta.

Después de venderlos todos exitosamente, Sarah decide crear sus propios productos de belleza para el cabello. Con los conocimientos sobre cuidado del cabello que aprendió de sus hermanos barberos desarrolla varias fórmulas hasta encontrar la mejor. Así comienza a vender sus productos a amigas y conocidas, obteniendo muy buenos resultados.

Poco después, Sarah se muda a Indianápolis y desde su casa produce lo más posible de producto. Con ayuda de su hija y esposo promociona el lanzamiento oficial del producto, pero no reciben ninguna clienta el día anunciado. Sin embargo, Sarah no se desanima pues, uno no planta una semilla y espera fruta al día siguiente. Con esto comprende que tiene que convencer a las mujeres de color de dejarse hacer el cabello por alguien más.

Conforme el negocio crece tiene que ir contratando más empleados, adquirir su propia fábrica y conseguir socios e inversionistas para distribuir sus productos. Eventualmente también entrena y enseña a otras mujeres de color sobre el negocio y las asesora para que inicien sus propios emprendimientos.

Lo que más podemos destacar de la historia de Sarah es que su principal motivación siempre fue el ayudar a otras personas en su misma situación. Por lo mismo, cada vez que salía a promocionar sus productos contaba su propia experiencia con la pérdida de cabello y como esto la afectó. Sabiendo bien que había muchas mujeres que se identificarían con su caso, la gente comprará si cree en mí, decía.

Una de las cosas que más podemos admirar de Sarah es, su ferviente pasión y fe en su idea. Porque a pesar de todos los retos a los que se enfrentó, principalmente por ser mujer, siempre se mantuvo firme pues creía en el gran potencial de su idea. Y eso es algo que como emprendedores llegamos a carecer u olvidar por completo: la pasión por nuestro negocio.

Si estás por comenzar a emprender esta serie de tan solo cuatro episodios podría darte el impulso e inspiración que seguramente necesites en este momento. Y si por otro lado ya tienes varios años manejando un negocio, de igual manera la encontrarás entretenida y puede que hasta educativa.




Relacionados

Back to top button